Cómo aumentar la velocidad de tu e-commerce – Parte II

aumentar-velocidad-ecommerce-parteii
En JesusLopezSEO venimos con la segunda parte de las maneras útiles para aumentar la velocidad de tu e-commerce. Ya en la primera entrega hemos visto cómo incide el tiempo de carga en la captura de clientes y ventas. Hablamos de segundos apenas dos o tres, no más de ahí, para ganar o perder clientela. Por esta razón, sigue leyendo el post para que conozcas más opciones y no te quedes únicamente con las de la primera parte. ¡Sigamos!

Comprime los datos

Puedes usar Gzip u otro software de compresión de datos para reducir el tamaño de los mismos al ser enviados al navegador. Suele suceder que los archivos CSS y HTML ocupan demasiado espacio, sobre todo si son sitios web grandes empleados para contenido con bastante calidad, 100 kB y hasta más. Es posible comprimir y así disminuir el ancho de banda consumidor por las web, generando al mismo tiempo, la reducción de respuesta HTTP. El comando Gzip funciona del lado del servidor, entonces, una vez que se le dan los lineamientos es el mismo servidor el que conoce cuáles son los archivos a comprimir.

Si involucramos porcentajes, hablamos de una disminución que ronda el 50 y 70% con relación al tamaño del archivo permitiendo el aumento en la velocidad de carga de tu e-commerce. Deben estar atentos, antes de habilitar la compresión de datos, que los navegadores de los clientes sean actualizados y compatibles con Gzip. Además, como no realiza el trabajo con todo tipo de archivos se recomienda que las imágenes JPEG, PNG, GIF, etc., se optimicen por separado para posteriormente subirlas al servidor.

Optimiza la configuración de la plataforma

Si utilizas una plataforma de e-commerce determina las configuraciones disponibles para mejorar los tiempos de carga del sitio. La mayoría de dichas plataformas ofrecen ajustes menores que, sin duda, encaminan hacia grandes ganancias. Por ejemplo, el gestor de contenidos web de e-commerce, Magento trae consigo una configuración por defecto que soporta la compresión de archivos, utiliza una red de distribución de contenidos (revisa la primera parte y conoce cómo esta alternativa incrementa la rapidez) y otras mejoras inherentes a la velocidad de carga.

No importa si eres un minorista o mayorista, haz las respectivas optimizaciones de plataforma. Será de mucha ayuda para ti y tu negocio.

Otras formas para prestarle atención a la velocidad del sitio

Regularmente puedes vigilar y monitorear este asunto con diversas herramientas útiles en el diagnóstico y resolución de inconvenientes relacionados con la duración del tiempo de carga, si ves que toma mucho más de tres segundos “perfecciona” con lo siguiente:

Page Speed Insights y Pigdom

Esta herramienta de Google se usa fácilmente al introducir o incluir la URL del sitio web. Al instante, comenzará a medir y arrojará resultados que debes estudiar. Sigue las recomendaciones para que haya mejorías, sobre todo, en aquellas que estén en rojo porque representan mayor prioridad. Resolverlos supondría un impacto en el rendimiento general de la web. El límite mínimo de rendimiento lo expresa en color amarillo y si no hay ningún problema te mostrará un signo verde para comunicarte que no han sido detectados inconvenientes de importancia.

Hay una escala de medición basada en puntuaciones desde 0 hasta 100. Las que sean iguales o sobrepasen los 85 puntos ya entran en el rango de los buenos rendimientos. Por ejemplo, Amazon ha sido evaluado con cifras de 83/100 y por otra parte, Ebay ha obtenido un ranking de 86/100.

Page Speed Insights solo considera aspectos independientes de la red en el rendimiento de la página como: la estructura HTML de la misma con el debido uso de recursos externos (imágenes, CSS y JavaScript) y la configuración del servidor.

En otra vereda se encuentra Pigdom es muy sencilla de usar, al colocar la URL te señala el tiempo que demora en cargar tu sitio, realiza comparaciones con distintos análisis previos de otros usuarios y saca una conclusión.

Si deseas más alternativas revisa YSlow creada por Yahoo. Selecciona la que prefieras y se ajuste a tus necesidades. Este punto es vital para no perder de vista la rapidez de carga. También es necesario mantener optimizadas las páginas de productos de tu tienda online.

Evita las redirecciones y utiliza servidores de alojamiento rápidos

Las redirecciones son provocadas al momento en el cual una búsqueda de archivo redirige inmediatamente a otro. Las más frecuentes son las de dominio mediante el HTTP cuando un internauta navega hacia una URL específica y de forma repentina se dirige a otra distinta, las hay permanentes (301) y las temporales (302). Se recomienda no enlazar a sitios con redirecciones integradas y minimizar o, en todo caso, evitar las redirecciones.

Los servidores de alojamiento rápidos también sirven en la medición del mismo (RAM, almacenamiento en disco duro, velocidad del CPU, etc.), así conocerás los requerimientos inherentes al tráfico. Pasa seguido con empresas que han tenido crecimiento, pero aún emplean servidores pequeños o compartidos. Consulta al proveedor de alojamiento que mida el tamaño de tu servidor tomando en cuenta la carga máxima de cada usuario, las probabilidades anuales de incremento del tráfico y requisitos de memoria.

Existen pasos necesarios al momento de escoger un alojamiento que sea rápido:

  1. Elegir la ubicación correcta del centro de datos.
  2. Adquirir un hardware adecuado.
  3. Consultar acerca de la latencia de la red.
  4. Comprender lo que engloba la configuración del tráfico y el ancho de banda.
  5. Invertir oportunamente en una red de distribución de contenidos.

Esperamos que hayas completado tus conocimientos sobre las formas de aumentar la velocidad de tu e-commerce. Como ves es fundamental dentro de las funcionalidades óptimas de un negocio online, ponte al día y coméntanos ¿tienes otras maneras que desees compartir? Si te pareció un contenido de utilidad recuerda difundirlo en tus redes sociales.

Autor de la publicación

Deja un comentario