Claves para curar contenido de manera adecuada

Claves para curar contenido de manera adecuada

Desde JesúslopezSEO queremos mostrarte cuáles son las claves para curar contenido de manera adecuada. Una estrategia de marketing de contenidos no se trata únicamente de promocionar las publicaciones propias, pero tampoco de bombardear las redes sociales con cualquier tipo de información sin que antes haya sido estudiada y valorizada. Por eso hay que comprender lo que es el proceso de curación de contenidos.

Conviértete en un curador de contenidos

Curar contenidos de manera apropiada es una tarea que debe estar en manos de una persona que se encargue de buscar, seleccionar, valorar y compartir la información apropiada dentro de todo el contenido disponible en la red. A ese sujeto se le conoce como el content curator.

La presencia de esta persona es clave para diferenciar la curación de la agregación de contenidos (siempre y cuando cumple con sus funciones al pie de la letra). Definamos entonces de qué se trata cada uno de estos procesos:

  • Curar contenidos es una labor que implica dedicar tiempo y esfuerzo a buscar información y diferenciar cuál aporta valor cuál no lo hace, de manera que podamos compartir contenido de calidad con nuestra audiencia en las redes sociales.
  • Agregación de contenidos, en cambio, es un proceso automatizado que localiza ciertas fuentes y alimenta las redes sociales con las actualizaciones en tiempo real y supervisión mínima.

Reconocer esta diferencia abre el camino para saber aplicar las claves para curar contenido de manera adecuada. El curador tiene que tener claro cuál es el objetivo de la marca y los intereses de la audiencia. Así será capaz de adaptar la información que comparte en línea a lo que ella busca. Para ello, también debe tener claras las tendencias que se manejan en la red.

En la curación de contenido se distinguen cuatro fases. La primera es la búsqueda. Esta etapa consiste en navegar a través de distintas fuentes de información y ubicar aquello que resulte interesante y responda a los intereses tanto de la marca como de la audiencia.

Hay que indagar siempre en distintos medios, sean reconocidos o no. Ampliar el margen de acción permitirá encontrar contenido de calidad allí dónde menos piensas. Una manera de ubicar información que vaya acorde con la línea temática de la marca es basar la búsqueda en una lista de palabras claves.

A la búsqueda le sigue la fase de filtración. Después que hemos evaluado las distintas fuentes de información llega el momento de identificar el contenido de valor. Es decir, aquello que sea novedoso, interesante, que ayude a la audiencia a resolver un problema, que ofrezca información actual, le enseñe una lección o que sea inspirador.

La tercera etapa consiste en compartir la información a través de las distintas redes sociales, cuidando adaptar el mensaje a cada una de ellas para aumentar su efectividad. La última fase es la tiene que ver con analizar la repercusión que ha tenido el contenido publicado.

El curador debe cumplir cada una de esas fases. Debemos tomar en cuenta que la estrategia de marketing de contenidos no es exclusiva de negocios que ofrezcan un producto o servicio, también la utilizan particulares para fortalecer su marca personal. Así que todos, en algún momento, podemos curar contenido.

Por qué dedicar tiempo a curar contenido

Compartir información de valor que publiquen otros creadores te ayudará a posicionarte como una fuente de calidad y a mantener presencia en las redes sociales. Por otra parte, es contraproducente hacer promoción únicamente de tu contenido; al variar las publicaciones reconoces el trabajo de los demás y abres las puertas a que también ellos reconozcan lo que haces.

Como creadores de contenidos, todos nos enfrentaremos -aunque sea una vez- a un momento de “sequía” y nos quedamos sin material propio para publicar. Si ya venimos aplicando esta práctica, entonces no corremos el riesgo de dejar inactivas nuestras cuentas en las redes sociales.

Aspectos claves para la curación de contenidos

No basta con publicar contenidos sin ningún tipo de criterio. Para que la curación sea adecuada tiene que cumplir con las siguientes pautas.

  • Identificar el público objetivo: antes de comenzar a buscar qué publicar hay que saber a quienes llegará esa información. Así que el primer paso que debes tomar es reconocer cuál es tu audiencia objetivo para ajustarte a lo que ellos desean encontrar.
  • Especialización: además de definir cuál es la audiencia, el curador debe centrarse en un tema específico y la mayoría de las publicaciones deben estar relacionadas con él.
  • Publicar con criterio: curar contenido tiene que ver con ser selectivo a la hora de publicar. Diferenciar aquello que es valioso de lo que no lo es y publicar lo que es realmente útil para la audiencia.
  • Constancia: de nada sirve publicar un día y desaparecer al siguiente. Hay que tener presencia constante en las redes sociales para aumentar el alcance de la marca. Recuerda que el público se conecta en diferentes momentos y debes seguirle el ritmo con tu información. Como no puedes estar todo el día delante del ordenador, tienes la opción de programar las publicaciones.
  • Inicia discusiones: cuando publiques crea un estilo propio e invita a la audiencia a debatir sobre el contenido que has compartido. Esto te acercará a ellos, fortalecerá su relación y te mantendrá en la mente del usuario.

Esperamos que estas claves para curar contenido de manera adecuada te guíen para seleccionar las mejores publicaciones para compartir con tu audiencia. Como último consejo, te recomendamos utilizar las herramientas de marketing disponibles en la web que te ayudarán a encontrar, distribuir, generar y compartir información de calidad.

No olvides compartir este post con tus amigos.

Autor de la publicación

Lcda. en Comunicación Social y redactora para la Agencia SEO Posicionamiento web Systems S.L

Deja un comentario