10 errores frecuentes de marcas en Instagram (y cómo solucionarlos)

10 Errores frecuentes de marcas en Instagram

Presta atención a estos 10 errores frecuentes de marcas en Instagram, puedes estar cometiendo alguno sin saberlo. En JesusLopezSEO tenemos claro que no existe “estrategia perfecta” para manejar redes sociales, pero hay prácticas de sentido común. No aplicarlas limitará los resultados de tu estrategia. Te invitamos a leer este post para que no te suceda a ti.

Estos son los 10 errores frecuentes de marcas en Instagram

Aprende con nosotros a detectar los errores. También a solucionarlos.

1. Tener perfil privado

Las cuentas de marca no pueden ser privadas. ¿Qué tratas de esconderle al mundo? Si has decidido que tu negocio esté en Instagram es porque quieres que la gente te conozca. Entonces, deja que te vean.

Imagínate qué pensará un posible cliente que llega a tu cuenta y no pueda ver lo que publicas. Lo más probable es que se vaya por donde vino y busque otra marca que le genere más confianza.

  • Solución
  • Para usar Instagram en la estrategia de marketing debes mantener la cuenta pública. Ve a las opciones de tu perfil (los tres puntos en la esquina superior derecha) y cambia la privacidad.

    De esta forma le ahorrarás la molestia a los usuarios de tener que enviarte una solicitud. Recuerda que un seguidor se puede convertir en un cliente y no querrás perder la oportunidad de vender.

2. Desaprovechar el espacio en la biografía

Hay dos posibles problemas que puedes tener con la biografía de tu perfil en Instagram. El primero es que no esté bien redactada. El segundo, que ni siquiera exista.

En este espacio debes colocar quién eres, qué haces y qué le ofreces a tus seguidores. Tienes 150 caracteres para decir todo esto. ¡Y es suficiente!

La biografía también es el único sitio donde puedes colocar un enlace real hacia tu web o blog. Así que también es una fuente de tráfico. Si no tienes una descripción clara sobre tu marca, los usuarios verán el contenido, pero no estarán seguros por qué está allí.

  • Solución
  • Dedica un tiempo a redactar una buena biografía. No te lo tomes a la ligera, puesto que esta será tu carta de presentación. Debe ser concisa, atractiva e incluir llamados a la acción. Instagram permite colocar emojis en este espacio, así que también le puedes agregar un poco de color.

    Vilma Núñez comenta en su blog que hay cuatro ingredientes para tener una biografía que funcione. Estos son: un nombre inteligente, enlace personalizado, llamados a la acción y emojis.

    Aprovecha este espacio también para informar sobre las nuevas acciones que lleves a cabo. En tus publicaciones recuérdale a los usuarios que accedan al link de la biografía.

3. Muchas fotos y poca interacción

Dedicas mucho tiempo a crear contenido y publicarlo. Tu perfil está lleno de imágenes bonitas, pero luego abandonas la cuenta hasta que tengas algo nuevo que publicar. Esta última parte es lo que está mal.

No pienses que promocionar marcas en Instagram consiste solo en publicar fotos y ya. Nada más lejos de la realidad. Tienes que relacionarte con tus posibles clientes, interactuar con ellos. Aprovecha el poder que tiene para generar engagement.

  • Solución
  • Sal de tu perfil y habla con la gente, responde a los comentarios en tus posts, relaciónate con los demás.

    Cuando trabajes en el contenido, recuerda que no todo debe tratarse de lo que vendes. Publica imágenes que vayan más allá de los productos o servicios que ofreces a la gente. Muestra el lado humano de la marca.

Errores que debes evitar al gestionar Instagram

4. No publicar contenido original

Si te dedicas a publicar contenido que no te pertenece puedes destruir la imagen de marca que tienes. Es esta red social pasa lo mismo que cualquier otra o incluso en tu blog. Todo lo que publiques debe ser propio. Y si no lo es, debes darle el crédito al autor.

Este punto va más allá de la imagen misma. Puedes caer en un problema legal si el dueño del contenido decide reclamar.

Pero, además, el contenido no tendría la voz de tu marca. ¿Para qué publicar cosas que no tienen nada que ver contigo ni con lo que haces? Esto es perdonable solo en contadas ocasiones, como al unirte a una causa especial.

  • Solución
  • Tienes que crear contenido para Instagram para que tu estrategia tome su rumbo. Las publicaciones propias son las únicas que reflejan con exactitud quién eres. También es posible (y conveniente a veces) hacer repost de las imágenes de tus seguidores que hablen de ti. Este último recurso de contenido generado por el usuario es útil, por ejemplo, cuando haces algún concurso.

    Pero recuerda que siempre debes otorgar los créditos. Las mejores aplicaciones para repostear contenido en esta red te dan la opción para colocar el autor; ¡utilízala!

5. Excederse en las publicaciones

No hay una fórmula exacta para determinar cuántas publicaciones se deben hacer en Instagram ni la frecuencia. Pero sí estamos seguros, que excederse le costará caro a tu marca.

Ausentarse es un error, publicar demás también lo es. Busca un equilibrio. Si al entrar en su cuenta, el usuario se ve saturado con tus imágenes dejará de seguirte.

Y, una vez más, si estás publicando demasiado quizás la mayoría de esas imágenes no digan nada sobre ti. Es decir, son innecesarias.

  • Solución
  • Analiza los estadísticas de tu cuenta para determinar cuántas veces publicar. A cada marca le funciona una estrategia distinta. Determina cuál es el horario de mayor interacción y postea las imágenes en esos momentos. Cuida tu imagen para que no te vean como spam.

    Dedica el tiempo que gastas en hacer publicaciones innecesarias a interactuar con tus seguidores. Incluso te será más fácil hacerle seguimiento a los comentarios.

6. Sígueme y te sigo

Esto sucede sobre todo cuando comienzas a manejar una cuenta de Instagram. En el afán por conseguir seguidores comienzas a seguir a otros usuarios con la esperanza de que hagan lo mismo.

Es un tipo de práctica desleal, sobre todo si luego de que te sigan tu abandonas su cuenta. Dañarás tu imagen si lo haces y también puedes terminar siguiendo a un montón de usuarios que no necesitas.

  • Solución
  • Trabaja en una estrategia para ganar seguidores reales. Personas a las que de verdad les interese tu marca. ¿No sabes cómo ganar seguidores en Instagram? Sigue estos trucos:

    1. Realiza concursos.
    2. Publica con regularidad.
    3. Crea alianzas con otras marcas.
    4. Monitorea hashtags de tu nicho.
    5. Promociona tu cuenta en el blog y otros canales sociales.

7. Mal uso del hashtag

Cómo usar hashtags en Instagram

Hablando de hashtags, le dedicamos un espacio propio en este post. Esto es otro de los errores de las marcas en Instagram. Hay varias formas en las que puedes estar usando mal las etiquetas. No las utilizas, colocas demasiadas o usas etiquetas que no están relacionadas con tu marca.

Los hashtags ayudan a clasificar las imágenes. Al no colocarlas colocas un obstáculo para que los usuarios te encuentren. Si tienes muchas en una misma publicación, le resta seriedad y encenderás la alarma de spam en tus seguidores.

En cuanto al tercer punto, usar los hashtags inadecuados no te servirá para conseguir seguidores de calidad. Sucede mucho cuando te centras en incluir etiquetas populares, en lugar de las propias o las de tu nicho.

  • Solución
  • Investiga cómo usar los hashtags y cuáles son los que más te convienen incluir en tu contenido. Crea etiquetas de marca para usar en tus publicaciones. Promociónalas en distintos canales para que otros la conozcan.

    Utiliza etiquetas que también estén empleando tus seguidores. Cuídate de los hashtags populares, no siempre te convendrá utilizarlos. Si vas a utilizar #TBT –por ejemplo- en tu estrategia, evalúa antes la mejor forma de hacerlo.

8. No contar historias

Las imágenes cuentan historias igual o mejor que las palabras. El hecho de que sea una red social visual, no quiere decir que te debas olvidar de relatarle algo tus seguidores.

Si estás publicando solo fotos de productos, te pierdes las ventajas que te dan otro tipo de imágenes. Por ejemplo, cómo usar eso que vendes en el día a día.

  • Solución
  • Diseña una estrategia que incluya diversos tipos de publicaciones, no solo imágenes estáticas de productos. Si vas a usar Instagram para negocios, cuéntale a la gente qué hay detrás de cámaras.

    Cómo se crea lo que vendes, instrucciones de uso, de qué manera lo utilizan los compradores, etc. Hay muchos tipos de contenido que aprovechar, investiga los que más te convienen.

    Puedes crear imágenes, presentaciones, collages y vídeos. Ahora incluso podrás aprovechar las historias y las transmisiones en vivo.

    9. Pasarse de la raya con los retoques

    Una parte importante del uso de esta red social es la edición. No se trata solo de tomar una foto y publicarla. Las imágenes fotográficas necesitará algún retoque para que se vean más profesional.

    Pero retocar no significa cambiarla por completo. Realizar cambios en exceso y utilizar muchos filtros tendrán el efecto contrario.

    • Solución
    • Apóyate en las aplicaciones de edición para mejorar las imágenes. Pero ten coherencia en los resultados que buscas. Elabora una guía en la que dejes claro qué filtros y tipos de letras. Si se puede utilizar stickers, cómo y cuándo emplearlos, etc.

      Incluye toda la información necesaria. De esta manera, aunque varias personas se encarguen de manejar las redes sociales, habrá coherencia en las publicaciones.

      10. Estrategia visual inexistente

      Igual a lo que sucede con el contenido del blog, en las redes sociales también debe haber una estrategia para publicar. No te conformes con compartir alguna imagen cuando te acuerdes o tengas tiempo.

      Si no tienes claro qué buscas con tu cuenta, esto quedará reflejado y las imágenes no tendrán nada que ver entre sí ni con tus objetivos.

      • Solución
      • Planifica la estrategia de contenido. Mejor si lo haces antes de activar tu cuenta, sino, comienza a trabajar en una cuanto antes. Define qué vas a publicar y con qué frecuencia. Verás cómo los resultados se comenzarán a ver pronto.

      A veces podemos estar cometiendo uno o varios de estos errores y no nos damos cuenta hasta que alguien los resalta. Detente un momento en tu perfil de Instagram y fíjate si has caído en alguno de ellos. Si tienes dudas con la estrategia de marketing que estás aplicando, contáctanos y pide presupuesto gratis.

      Ahora queremos escuchar tu opinión. ¿Conoces otros errores frecuentes de marcas en Instagram? Si es así, déjanos un comentario.

Autor de la publicación

Lcda. en Comunicación Social y redactora para la Agencia SEO Posicionamiento web Systems S.L

Deja un comentario